Para ser iguales en derechos y libres de toda opresión

Mi?rcoles, 09 de septiembre de 2009

La ma?ana del viernes 4 de setiembre, los asistentes al I Encuentro Nacional de Afectados por los Metales T?xicos de la Miner?a se dieron con una ingrata sorpresa al constatar que el local pactado les era torpemente negado. En efecto, el auditorio de la municipalidad de La Perla, seg?n un improvisado vocero edil, no podr?a ser usado por ellos por no contar con fluido el?ctrico y porque los afectados no contaban con una autorizaci?n escrita del alcalde.

Lo extra?o, adem?s del inoportuno apag?n, era que el alcalde s?lo hab?a dado su conformidad de manera verbal a los organizadores del Callao, por lo cual no ten?a sentido ese pedido. Y lo m?s extra?o es que, sin previo aviso, el alcalde se hab?a borrado del mapa, habiendo sido programado para inaugurar el encuentro. Por si esto fuera poco, en el local municipal no hab?a alg?n otro funcionario que diera la cara en su lugar, salvo el mencionado vocero.

Pero quienes s? dieron la cara poco despu?s fueron los miembros de la Direcci?n Nacional de Operativos Estrat?gicos (DINOES) y del serenazgo distrital, plant?ndose en la puerta del local, impidiendo la salida de quienes hab?an logrado entrar y el ingreso de quienes no lo hab?an conseguido. La indignaci?n, aunque contenida, de los asistentes de Lima y provincias se estrell? en sus escudos y ciega obediencia a ?rdenes venidas de algunas altas esferas.

Para terminar de complejizar el panorama, circul? el rumor de que la causa del l?o era que entre los asistentes al Encuentro se hab?an detectado cuatro delincuentes terroristas. Pero ninguno de estos fue molestado durante los dos d?as de la actividad, no habiendo noticia de captura alguna. Una segunda versi?n que circul? fue que lo acontecido fue una represalia por no haberse aceptado el ofrecimiento del vicepresidente regional del Callao de apoyar con la alimentaci?n de los asistentes, a cambio de inaugurar la actividad. La nota curiosa la puso un miembro de la oposici?n pol?tica local, quien se esforz? en posar, en la plaza, junto a los afectados para la foto de algunos representantes de la prensa capitalina. Lo mejor de todo fue que, adem?s de esta prensa, se acerc? una reportera de Telesur, as? como una delegaci?n de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

En ese sentido, el tiro le sali? por la culata a quienes habr?an pretendido boicotear la reuni?n, por la raz?n que fuera, pues concit? un nivel de atenci?n algo mayor que el que hubiera recibido en circunstancias normales. Y, pese a todo, tras las coordinaciones previas, se realiz? en la Casa del Maestro los dos d?as programados.

Sin embargo, debe llamar a reflexi?n que se haya querido obstaculizar una actividad totalmente legal y planificada, usando argumentos deleznables as? como la fuerza policial de elite. El mensaje dado fue claro: Los afectados por los metales t?xicos de la miner?a no la tendr?n f?cil para organizarse en paz, y mucho menos en un local del Estado, que es, a fin de cuentas, de todos los peruanos.

As?, el Estado peruano se coloca al margen de un proceso organizativo totalmente leg?timo, demostrando que su capacidad de di?logo con los principales afectados por la miner?a es nula, al menos mientras usen s?lo medios pac?ficos y legales. Siendo as?, ?deber?a extra?arle a alguien el alto n?mero de conflictos sociales que se dan en el pa?s, y que estos sean la manera m?s efectiva de atraer la atenci?n de los gobernantes?.  Al menos para armar ese mecanismo, cada vez m?s desprestigiado, llamado mesa de di?logo. Menos mal que las principales demandas de los afectados organizados son: la realizaci?n de un registro de v?ctimas de intoxicaci?n por metales y el establecimiento de una comisi?n de la verdad ad hoc para su tem?tica.

Por Ra?l Chac?n Pag?n

Fuente: El E-cochaski N? 28 ? El E-cochaski


Publicado por jota.ele @ 9:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios