Para ser iguales en derechos y libres de toda opresión

Jueves, 03 de diciembre de 2009

¡No más muertos, no más heridos, no más violencia!

¡Fuera Minera Zijin – Rio Blanco de la sierra de Piura!

La sierra de Piura es nuevamente escenario de enfrentamientos entre las poblaciones locales y la policía nacional actuando en defensa de la Minera Zijin y el Proyecto Minero Río Blanco, cuya lamentable consecuencia es, a la fecha, de dos muertos y seis heridos (algunos de ellos de gravedad).

1.      Este nuevo enfrentamiento es el resultado de las constantes provocaciones que la ONG Integrando, fachada de la empresa Zijin y el Proyecto Minero Río Blanco, hacen a la población de la Comunidad Campesina de Segundo y Cajas, en la provincia de Huancabamba, Piura.

2.      Las comunidades campesinas de la zona y la población de las provincias de Ayabaca y Huancabamba se han pronunciado ya, mediante consultas vecinales organizadas por sus autoridades distritales y provinciales, contra el desarrollo del Proyecto Minero Rio Blanco, propiedad de la Empresa Minera Zijin, porque –al estar ubicado en las cabeceras de cuenca y operar como minería de tajo abierto- amenaza con destruir las fuentes de agua que abastecen de agua de consumo y de riego a esas localidades y en las partes media y baja de la Región Piura. Esta actividad minera amenaza también con afectar negativamente la rica biodiversidad de la zona y el  desarrollo turístico paisajista y cultural que se está iniciando en esas localidades.

3.      La presencia de Zijin – Río Blanco es además ilegal en la medida en que no cuenta con la debida autorización de las asambleas comunales, tal como lo señalara en un informe la propia Defensoría del Pueblo.

4.      El gobierno ha respondido a esta situación desconociendo el rechazo expresado por la población y sus autoridades, ignorando la ilegalidad de la presencia de la empresa en la zona, y más bien militarizándola para tratar de frenar por la represión y el miedo la  movilización de las poblaciones locales.

5.      En esta oportunidad, un número pequeño (y no cientos como afirma la PNP)  de comuneros de Cajas-Canchaque, en el distrito Carmen de la Frontera (Huancabamba) ha conminado al personal de la ONG Integrando y de la empresa Zijin – Río Blanco a retirarse de la zona. La reacción de la policía nacional ha sido atacar a la población comunal con el saldo de 2 muertos y 6 heridos.

Frente a esta lamentable situación, el Movimiento Tierra y Libertad:

  • Manifiesta sus condolencias y expresa su solidaridad con las familias de los comuneros fallecidos y con los heridos. Además exige que los hechos ocurridos el pasado 1 de noviembre sean esclarecidos.
  • Exige la libertad de los comuneros que han sido detenidos arbitrariamente y trasladados a Chulucanas. 
  • Expresa su rechazo a esta acción policial que a todas luces expresa una opción abierta de apoyo a la ilegal presencia minera en la zona y un uso excesivo de la fuerza en un contexto que de ninguna manera justifica atacar a la población con armas de fuego.
  • Exige en consecuencia la renuncia inmediata del Ministro del Interior Octavio Salazar. Este es el mismo Ministro que acaba de ensuciar la imagen internacional del Perú y especialmente de los pueblos andinos montando una farsa sobre supuestos crímenes de pishtacos, según diversas denuncias periodísticas para encubrir las responsabilidades policiales en el funcionamiento de un “escuadrón de la muerte” policial dedicado a asesinar delincuentes en la ciudad de Trujillo.
  • Exige al Ministerio de Energía y Minas y al Ministerio del Interior la inmediata expulsión de Minera Zijin – Río Blanco de la provincia de Huancabamba, Piura, al no tener esa empresa licencia legal ni licencia social para permanecer en la zona.
  • Exige a la Embajada de la República Popular China en el Perú un inmediato deslinde con las acciones de esta empresa.
  • Exige al Ministerio de Relaciones Exteriores que reclame al Gobierno de la República Popular de China, las explicaciones del caso por el comportamiento de esa empresa de capitales estatales en nuestro país.
  • Exige a la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía y a la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) un inmediato deslinde con las acciones de esta empresa, que es un ejemplo de cómo no se deben hacer negocios en el Perú.
  • Convoca a la población y a las autoridades de las provincias de Huancabamba y Ayabaca, así como al Gobierno Regional de Piura y al Ministerio del Ambiente a emprender, de una vez por todas, un proceso de zonificación participativa y ordenamiento territorial de esos territorios para que sean las propias poblaciones y sus autoridades las que decidan qué tipo de actividad extractiva y productiva se puede realizar en qué parte del territorio, evitando así que se reproduzcan este tipo de conflictos.

 

3 de Diciembre de 2009


Publicado por dantevq @ 17:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios