Para ser iguales en derechos y libres de toda opresión

Mi?rcoles, 09 de diciembre de 2009

Entre los efectos del cambio climático que afectan a nuestro país actualmente y que lo afectarán por las próximas décadas están la desertización de nuestra amazonía y la pérdida de su rica biodiversidad, la intensificación de lluvias en la sierra norte del territorio y sequía en la sierra sur, el alejamiento de la biomasa pesquera por el calentamiento de las aguas marinas, la deglaciación de nuestros nevados con las consiguientes pérdidas de cultivos y peligro de desastres naturales, entre otros.

Ante esta situación, el Movimiento Tierra y Libertad plantea las siguientes líneas de acción:

EL PLANETA ESTÁ EN CRISIS

1.      El planeta está en crisis. Si se cumplen las previsiones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (PICC), la temperatura promedio global se habrá incrementado en 2º C en un muy cercano 2015 y es muy posible que la Tierra presente un calentamiento de 4° C para el 2050.

2.      Ello significaría, en el Perú y desde ya, cambios bruscos en nuestro modo de vida como consecuencia de la deglaciación de los nevados que nos proveen de agua, de desertización de nuestra amazonía y la pérdida de su rica biodiversidad, de la intensificación de lluvias en la sierra norte del territorio y sequía en la sierra sur, alejamiento de la biomasa pesquera por el calentamiento de las aguas marinas, pérdidas de cultivos, etc. En suma, crisis alimentaria e hídrica, entre otras graves consecuencias, como la mayor afluencia de fenómenos naturales de riesgo.

3.      Las emisiones de gases de efecto invernadero se han incrementado en la atmósfera como consecuencia de un modelo de desarrollo basado en el uso excesivo de energía producto de la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) y la ganadería intensiva de la agroindustria. El Perú apenas es responsable de la emisión del 0.4% de estos excedentes de gases de efecto invernadero. Y sin embargo, es uno de los países que, precisamente por su rica biodiversidad, será uno de los cuatro más afectados por este grave fenómeno climático.

4.      Los países más ricos usan 5 veces más energía y recursos de los que son capaces de producir. Es decir, sin los recursos baratos que obtienen de los países productores de materias primas, no podrían ni de lejos mantener su nivel de vida y de consumo. Por otro lado, tal constatación hace evidente que el sueño del “progreso” a la manera de los Estados Unidos y la Europa del Norte es una farsa, un imposible de lograr para nuestros pueblos. Mientras pocos privilegiados lo disfrutan a costa de la destrucción del planeta.

ES MOMENTO DE UNA ACCIÓN INTERNACIONAL DECIDIDA

5.      La Cumbre de Copenhague debe aprobar compromisos fuertes, de reducciones sustanciales de emisiones de gases por parte de EEUU, Europa  y China y demás países que aseguren detener el calentamiento global, y con mecanismos que aseguren la supervisión y cumplimento de los acuerdos.

6.      Para que los países más pobres – como el Perú – podamos mitigar los efectos de la situación se necesitan alrededor de 100 mil millones de dólares anuales hasta 2030. Estos recursos deben ser aportados por los países industrializados, responsables del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero y por tanto de la crisis. Estas naciones deben asignar recursos sustanciales no reembolsables a los países más vulnerables para que implementen autónomamente sus planes y estrategias de adaptación y mitigación.

DEBE HABER ACCION DECIDIDA TAMBIÉN EN EL PERÚ

7.      García Pérez aparece ahora como improvisado ambientalista, con frases altisonantes en torno a propuestas para la cita de Copenhague, pero sin siquiera comprometerse a asistir al foro donde se juega el futuro de la humanidad. Al mismo tiempo, con la complicidad de su ministro del ambiente, persiste en la entrega de concesiones petroleras y mineras en los bosques tropicales y en bosques de neblina que son sumideros naturales de gases de efecto invernadero y son fuentes de agua, y promueve grandes plantaciones para producir biocombustibles deforestando el bosque amazónico. ¡Cómo vamos a creer en lo que dice!

8.      Frente a esta situación, proponemos la modificación del actual modelo de desarrollo, con la puesta en práctica de normas y políticas claras para el adecuado manejo de los recursos de vida y hacia un desarrollo colectivo propio, sostenible e inclusivo, con principios éticos que destierren la corrupción y promuevan estilos de vida solidarios y en armonía con la naturaleza de la que somos parte. Debemos:

I.                   Promover la agricultura local y sustentable, garantizando la soberanía alimentaria, protegiendo los recursos de agua y tierras y privilegiando la inversión en educación y salud.

II.                Promover y compartir tecnología propia y particularmente tecnología verde.

III.             Promover un desarrollo alternativo mediante el fortalecimiento de mercados locales, lo que permitirá la afirmación de una economía descentralizada y descentralista.

IV.             Favorecer proyectos energéticos alternativos, descentralizados y más pequeños.

V.                Promover el respeto al derecho a la tierra de los pueblos indígenas.

VI.             Promover un auténtico desarrollo sostenible, basado en la zonificación ecológica y el ordenamiento territorial.

VII.          Desarrollar de manera prioritaria políticas de gestión de riesgos, particularmente de los riesgos asociados al cambio climático.

VIII.       Tener una estrategia de información y educación ambiental, orientada a reducir los riesgos, especialmente sobre los más pobres.

Debemos, en suma, reconciliarnos con nuestro territorio, afectado y maltratado durante más de cinco siglos, para construir un nuevo modelo social basado en el derecho a la vida, única manera de salvar al planeta y a la humanidad.

Estaremos, junto con todos los peruanos, atentos a lo que se discuta en Copenhague y a la actuación de los representantes del gobierno peruano, para juzgar y observar su desenvolvimiento. Al concluir todo, con los hermanos campesinos, indígenas, pueblo pobre de las urbes, y todas las mayorías entre los peruanos, haremos oír nuestra voz.

Comisión Política Nacional Transitoria

TIERRA Y LIBERTAD

Diciembre de 2009


Publicado por dantevq @ 17:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios